PRÓLOGO
JULIO MARBIZ LE DA LAS BUENAS NOCHES...


Con este saludo iniciaba la primera reunión de ARGENTINISIMA por Radio El Mundo, una noche de Marzo de 1968. Era una hermosa satisfacción y un tremendo desafío. Llegaba a este nuevo ciclo luego de haber entregado durante años lo mejor de mi entusiasmo en otras emisoras, desde aquel día en que dejara mi pueblo de Noetinger, de la provincia de Córdoba, para intentar como muchos provincianos concretar mis sueños en la gran ciudad de Buenos Aires.
Siempre anduve preocupado y ocupado por la difusión del cancionero argentino. Con el mismo empecinamiento que mantuve toda mi vida.

1963 - Firmando autógrafos detrás del escenario del festival de Cosquín.
Fueron años difíciles pero felices los del comienzo en Radio Belgrano, Radio Porteña y Radio Splendid.
Por eso la posibilidad que me abría la puerta de Radio El Mundo era excelente para difundir las expresiones de nuestro arte popular y narrar como dijera Arturo Capdevilla, los pueblos y ciudades de nuestra querida Patria.
Así surgían comunicaciones teléfónicas con todas las provincias. Con el Sur, con el Norte, con los amigos del Litoral, con la gente de Cuyo. Y también con los destacamentos de la Antártida.
El deporte estaba presente con los comentarios de Enzo Ardigó, Ricardo Arias, Oscar Gañete Blasco y Hernán Ceres. Del archivo de la radio rescaté goles inolvidables en el relato de Fioravanti, programas de La Tropilla de Huachi Pampa con aquel arriero de coplas que se llamó Buenaventura Luna, charlas grabadas por Wimpi.

Discos con los poemas de Jaime Dávalos, los versos de Héctor Gagliardi, los cuentos de Landriscina y las pinceladas porteñas de Julián Centeya. Y tuve la fortuna y el privilegio de grabar charlas con Don Atahualpa Yupanqui que todavía conservo, en las que contaba sus viajes por el mundo.
También leía la poesía de Leopoldo Lugones, José Pedroni, César Perdiguero, Homero Manzi, Francisco Berra, Horacio Ferrer, Armando Tejada Gómez, Cátulo Castillo.
Y así logramos conquistar el afecto y la consideración de miles de oyentes, por esa manera argentinisima de hacer radio.
Y en 1970 comenzamos en televisión por Canal 11.También con el tono de una reunión familiar, amistosa, cordial. Siempre con la canción popular argentina. Pura, limpia, nuestra.
1968 - Con Hernán Figueroa Reyes gran cantor y querido amigo, compartiendo una noche en la peña El Palo Borracho.

Desfilaron los grandes conjuntos y los cantores más prestigiosos. Los consagrados pero también los nuevos valores. Recitales memorables con Don Atahualpa Yupanqui, Los Fronterizos, Horacio Guarany, Los Chalchaleros, Ginamaría Hidalgo, Los Cantores de Quilla Huasi, El Chango Nieto, Facundo Cabral, Los del Suquía, Alfredo Zitarroza, Los Tucu Tucu, Ramona Galarza, Eduardo Falú, Los Manseros Santiagueños, Ariel Ramirez, Jorge Cafrune, Antonio Tárrago Ros, Jaime Torres, Mercedes Sosa, Leonardo Favio, Mariano Mores, Los Nocheros, Peteco Carabajal, Aldo Monges, Teresa Parodi, Chaqueño Palavecino, Estela Raval, Hugo Marcel, Cacho Tirao, Antonio Agri, Victor Heredia, Soledad, Julia Elena Dávalos, Argentino Luna y tantas otras figuras.

Más tarde llegaría el cine para Argentinísima con dos películas que lograron el milagro de convocar a millones de espectadores.

Han pasado los años. Casi sin darme cuenta. Y al hacer un repaso de todo lo realizado, siento el orgullo de comprobar que ha quedado un saldo positivo.
A veces detengo la marcha pero no sepulto los sueños.
Y los sueños y las ilusiones siempre mantienen la esperanza de los hombres que como yo, quieren seguir andando caminos.
El mismo camino que señalan las palabras de Nicolás Avellaneda... Los pueblos que olvidan sus tradiciones, pierden la conciencia de sus destinos, y los que se apoyan sobre sus tumbas gloriosas son los que mejor preparan el porvenir.

Gracias a todos los que me acompañaron en este camino y al público que entendió el mensaje de Argentinísima tal como lo quise trasmitir.

Julio Marbiz
1975 - Con Jorge Fontana recibiendo el Martín Fierro por el programa Argentinisima.
     
 
2013 . ARGENTINISIMA . Todos los derechos reservados